¿A dónde irá el voto de Thelma Aldana y Zury Ríos?


Hasta el día de hoy, el Tribunal Supremo Electoral reporta 28 partidos políticos inscritos y acreditados para participar en la fiesta electoral de la próxima semana; sin embargo, solo 20 partidos cuentan con binomio presidencial (Tribunal Supremo Electoral, 2019). Con una oferta electoral tan amplia, las preferencias de la mayoría de votantes aún no están claras. Para complicarlo aún más, dos de las candidatas con mayor intención de voto han sido eliminadas. Según la última encuesta realizada por Redacción Prensa Libre (2019), Sandra Torres contaba con el 20.7 % de la intención del voto, Zury Ríos con el 15.9 % y Thelma Aldana con el 9.5 %. Esto significa que el 25.4 % del voto está huérfano actualmente.

La batalla constitucional de Thelma Aldana llegó a su culminación el pasado 15 de mayo, cuando la Corte de Constitucionalidad (CC) confirmó que no cuenta con un finiquito para su inscripción. Por otro lado, la participación de Zury Ríos terminó el 13 de mayo con el veto de la CC, que prohibió su participación por su grado de consanguinidad con Ríos Montt, quien ya ejerció el cargo de presidente de la República de Guatemala luego de un golpe de Estado. Ahora bien, con dos de las candidatas más fuertes fuera de la contienda electoral, ¿a dónde irá su intención de voto?

Para explicar qué sucederá con los votantes, podemos utilizar la teoría del votante racionalmente irracional de Randall Holcombe (2016). Como el voto es secreto y en el mercado político no existe un sistema que penalice a los votantes por votar con base en emociones, se dice que estos son racionalmente irracionales. Es decir, que no existe ningún incentivo por parte del votante para cambiar creencias irracionales y favorecer políticas públicas efectivas (Holcombe, 2016).  

En el caso de los votantes que ya no podrán votar por Aldana y Ríos, la exposición mediática de los demás candidatos jugará un rol muy importante en la nueva decisión que tendrán que tomar. De la misma forma, los votantes harán un análisis de costo-oportunidad con respecto a su futuro candidato. Por la amplia oferta electoral y la poca exposición en medios que la mayoría han recibido, serán importantes los candidatos que son reconocidos por la población. Es decir, en este análisis votarán por el candidato que tenga mayor probabilidad de ganar, no necesariamente por el más preparado.

Según la lógica de que a mayor exposición mediática más probabilidades de ganar, se llega a la conclusión de que Giammattei y Roberto Arzú se encuentran en la delantera. Debido a la experiencia política previa del primero y al parentesco con el expresidente Álvaro Arzú del segundo, ambos candidatos son mucho más conocidos por la población. Esto se ve reflejado en la encuesta de reconocimiento de Prensa Libre, donde ambos se encuentran entre el 75 y el 68 % (Álvarez, 2019). Por otro lado, las caras nuevas como Mulet y Julio Héctor no llegan al 32 % de reconocimiento y tienen menos probabilidad de ser los receptores del voto de Aldana y Ríos.

En conclusión, de acuerdo a la teoría del votante racionalmente irracional, no existe un incentivo directo para ejercer un voto racional, por lo que el votante se dejará guiar por la exposición que los medios den a los candidatos. Con base en un análisis costo-oportunidad, la intención de voto de Aldana y Ríos se trasladará al candidato que tenga una mayor posibilidad de ganar y no al que tenga las mejores políticas públicas o el mejor plan de gobierno.

Referencias

  • Holcombe, R. (2016). Advanced Introduction to Public Choice. Massachusetts: Edward Elgar Publishing.
  • Tribunal Supremo Electoral. (2019). Listado de Partidos Políticos. Recuperado de https://bit.ly/2ESKEIP
  • Álvarez, C. (4 de abril de 2019). Seis candidatos concentran el reconocimiento público, 18 debajo del 30 por ciento. Prensa Libre. Recuperado de https://bit.ly/2QwxbLs
  • Redacción Prensa Libre. (4 de abril de 2019). Índice Encuesta Libre 2019. Prensa Libre.  Recuperado de https://bit.ly/2VwgkKo

Por ¿A dónde irá el voto de Thelma Aldana y Zury Ríos?
5 de junio del 2019


AVISO IMPORTANTE: El análisis contenido en este artículo es obra exclusiva de su autor, las aseveraciones realizadas no son necesariamente compartidas ni son la postura oficial de la Universidad Francisco Marroquín.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *