Teorema del votante medio


El teorema del votante medio señala que un sistema de elección basado en la votación mayoritaria tenderá a escoger el resultado que prefiera el votante mediano. Para llegar a esta afirmación, el teorema supone que el votante ordena las propuestas dentro del espectro ideológico de la derecha e izquierda, adoptando así una postura unidimensional. Junto a esto, el teorema argumenta que las preferencias del elector son unimodales, significando esto que los votantes escogen las alternativas más cercanas a su resultado preferido. De esta manera, el teorema parece explicar algunos comportamientos que suceden en los sistemas democráticos de votación mayoritaria. Expone por qué los políticos tienden a adoptar programas y retóricas de campaña similares, buscando adaptar sus propuestas a las preferencias del votante medio. Al mismo tiempo, explica por qué las propuestas más radicales rara vez resultan elegidas, concentrándose la mayoría de votos en las alternativas más moderadas.

Estas ideas fueron expresadas por primera vez en el libro de Harold Hotelling (1929) titulado Stability in Competition.  El autor comparó las elecciones políticas con las empresas del sector privado, afirmando que, así como no se ve mucha diferencia en los productos ofertados de diferentes empresas competidoras, no existe un contraste marcado entre las plataformas electorales de diferentes partidos. Esto debido a que los políticos, al igual que los vendedores, buscan capturar a la mayoría de votantes. Luego, el economista escocés Duncan Black proporcionó un análisis formal de la votación por mayoría en su artículo titulado “Sobre los fundamentos de la toma de decisiones grupales, haciendo así explícito por primera vez el teorema y sus supuestos. El artículo de Black desencadenó la investigación sobre cómo la economía puede explicar los sistemas de votación, conduciendo a que finalmente en 1957 Anthony Downs expusiera en su artículo Economic Theory of Political Action in Democracyel teorema del votante mediano.

 

Ejemplo:

La lógica del teorema del votante medio puede entenderse al considerar un grupo de tres individuos, A, B y C, que debe escoger en dónde comer. A prefiere un restaurante donde se puede comer por tan solo Q25.00, B prefiere uno donde el gasto equivale a Q60.00 y C prefiere uno en donde se puede comer con Q150.00. Según la teoría del votante medio, la mayoría tenderá a elegir la opción B, siendo B quien representa esta preferencia en la media. El mismo número de electores prefiere la opción más cara que el número de electores que prefiere la opción más barata. Basándonos en el supuesto de que cada votante se inclina a elegir aquella cantidad que mejor represente sus preferencias, pueden considerarse las siguientes posibles decisiones según el criterio de la mayoría:

OPCIONES          PATRÓN DE VOTOS      RESULTADOS
Q25.00 vs. Q150.00       A: Q25.00       B: Q25.00       C: Q150.00      Q25.00
Q60.00 vs. Q150.00       A: Q60.00       B: Q60.00       C: Q150.00      Q60.00
Q25.00 vs. Q60.00       A: Q25.00       B: Q60.00       C: Q60.00      Q60.00

Puede apreciarse que B siempre votará por aquel resultado que elija la mayoría y que en la mayoría de casos la propuesta inicial de B será el resultado final. Por lo tanto, puede afirmarse que la alternativa preferida del votante mediano ganará a cualquier otra alternativa.

 

Referencias:

  • Congleton, Roger. 2002. The Median Voter Model. George Mason University: Center for Study of Public Choice.


Otros artículos con este concepto


Tres legados de la primera vuelta

Hay mucho por analizar de los resultados de la primera vuelta de las elecciones 2019. En lo personal, me llaman la atención tres hechos que,...

Los extremos: la receta del desplome de la derecha en España

El pasado domingo 28 de abril de 2019 se celebraron elecciones generales en España para elegir a representantes del Congreso y el Senado. Anteriormente, como...