Coloquio sobre la Libertad en Universidad Francisco Marroquín

Cada vez el ser humano transforma su medio ambiente de tal manera que todo le sea más rápido y accesible. El sistema educativo en la actualidad está siendo reformado por la tecnología en gran medida, lo que facilita el aprendizaje en diversos ámbitos de la educación, beneficiando a toda una sociedad; donde habrá desarrollo e innovación en los diferentes sectores productivos.

Las clases impartidas en la universidad están dejando la antigua metodología donde el estudiante en su mayoría escucha al catedrático y solamente cuanto tiene dudas expresa su opinión.  Hoy por hoy, existe innovación didáctica donde las clases son en forma de coloquio; donde se le anticipa al estudiante el contenido que se trabajará en la próxima clase, para que éste se informe e investigue aún más, para luego intercambiar información acorde al tema o asunto a discutir y debatir con todos los presentes, haciendo uso de teléfonos inteligentes o computadoras portátiles.

La Universidad Francisco Marroquín a través del Centro de Análisis de las Decisiones Públicas (CADEP-UFM) realiza eventos de éste índole en diferentes departamentos en Guatemala y recientemente se ha expandido al país vecino El Salvador, debatiendo diversos temas políticos, sociales, económicos y culturales que acontecen en nuestra localidad y en el país.

Coloquio sobre la Libertad, evento multidisciplinario al cual tuve la oportunidad de participar donde se discutieron temas sobre la productividad, estructura educativa, ventajas del comercio, igualdad de ley, la certeza del castigo, sucesos políticos, la nueva era de la tecnología y las clases del siglo XXI; con la invitación del Director de CADEP Cristian Álvarez e impartido por el Licenciado Fernando Monterroso dando inicio con la presentación del mismo y temas a tratar, con la participación de estudiantes de diferentes carreras de diversificado y universitarios, licenciados y maestros del departamento del Progreso y Santa Rosa; llevado a cabo en el Auditorio Milton Friedman UFM.

En los diferentes roles como persona debemos siempre apegarnos a los valores y principios éticos y morales que nunca pasaran de moda y no han desaparecido, es cuestión de cultivarlos día con día e implementarlos adecuadamente a esta vida tan ajetreada, haciendo uso de la honestidad, actuando con fidelidad, analizar cada decisión a tomar, tener pasión por todo lo que se haga, animarse a la curiosidad intelectual, tener capacidad para adaptarse, buscar la mejor solución a los problemas que siempre existirán, ¿será fácil? por supuesto que no lo será; se necesita fuerza de voluntad y un pensamiento real para ir borrando paradigmas, pero sobre todo haciendo uso de la herramienta del optimismo y la autoconfianza LA ACTITUD.

Julieta Nancy Rocío Polanco García
Técnico en Administración de Empresas

 

Sale caro la ignorancia económica

Son muchos los conceptos que aprendemos, los cuentos que oímos,  las experiencias que vivimos, los valores que nos transmiten nuestros padres, los mitos en los cuales creemos, etc.  Muchos de lo anterior es de gran utilidad, otros son inofensivos y algunos son muy dañinos, sobre todo cuando la ignorancia en temas de cómo funciona una sociedad de hombres y mujeres libres impide que florezcan las instituciones que garantizan el progreso económico y la paz social.

De los conceptos más importantes para lograr ese crecimiento económico y la paz social es la función o funciones que le damos a las autoridades políticas, cuál es el rol que deben desempeñar dentro de una sociedad de personas libres.

Fácil es imaginar que el gobierno es como un padre o como un rey que gobierna de forma benévola a su pueblo, le asigna funciones a cada ciudadano, guía sus pasos y lo lleva por el buen camino, les dice que es bueno para ellos y que no.  Muchas actividades de nuestra vida cotidiana nos llevan a entender que las actividades demandan un orden y que ese orden esta dado por una persona o grupo de personas que constantemente esta tomando decisiones. Vemos muy fácil que para que exista orden se necesita quien ordene.  Las empresas crecen bajo la dirección y liderazgo de un líder, las casas se construyen cuando un ingeniero o maestro de obras da ordenes a los trabajadores. Los procesos de aprendizaje están guiados por directores, decanos, profesores, etc.

No es tan fácil imaginar; ¿cómo funciona algo que  no es dirigido por una persona?, ¿cómo se crea algo que no tiene un líder visible?, ¿que órdenes seguir ante la ausencia de quién comande?  Estamos tan acostumbrados a asociar el orden con quien ordena, qué hacer y cómo se debe hacer, que la sola idea de pensar en un orden sin una persona que lo comande no nos  permite o nos dificulta comprender las bases de una sociedad libre.

Son muchos los conceptos, cuentos, experiencias, valores y mitos que hemos aprendido que nos aceran a pensar en que alguien nos debe dirigir, y esos conceptos los llevamos a la vida en sociedad y es ahí donde se vuelven dañinos para la vida pacífica dentro de una sociedad de hombres y mujeres libres, pues recordemos que dentro de más dirige las actividades de los ciudadanos el gobierno, menos libertad tienen los ciudadanos.  Para vivir en una sociedad próspera y pacífica debemos preguntarnos cómo se producen las cosas y cómo se coordina las actividades de miles de personas sin que un rey (gobierno) lo este dirigiendo todo.

Para empezar a comprender es importante que contestemos sinceramente preguntas como las siguientes: ¿Tiene usted algún derecho que no pude violar un político ni una mayoría electa democráticamente? Como por ejemplo el lugar donde usted quiere vivir o el de escoger libremente a su futura esposa o esposo, o el de elegir la religión que quiere profesar, o a que negocio o actividad se quiere dedicar. Cuales son esos derechos inherentes a todo ser humano que no dependan de los gobiernos de turno ni de las mayorías del congreso o alcaldes.

En una sociedad de hombre y mujeres libres, que sus derechos no pueden ser disminuidos por los políticos de turno, surge lo que se conoce como economía de mercado o economía libre.  Es importante dentro de lo que aprendemos se incluya comprender como se produce, distribuye y coordina los distintos bienes y servicios en una sociedad donde la función del gobierno es velar porque se respeten los derechos y los ciudadanos pueden hacer todo lo que no esta prohibido, según las posibilidades que cada uno tenga. Es obvio que los resultados y las oportunidades no serán iguales para todos pues dependerá del lugar donde nacen, la suerte, la valoración de sus talentos, la educación de sus padres, su salud y apariencia, etc.

Para que la sociedad sea libre y funcione una economía de mercado, los derechos de todos los hombres y mujeres que viven en el país deben ser iguales, pues nadie aceptaría un sistema en el que unos tienen mas derechos que otros. Se debe reconocer que algunos tendrán mejores habilidades que otros, serán más inteligentes o fuertes, es decir, las oportunidades y los resultados serán desiguales.  Si se pretende igualar oportunidades, necesariamente se desigualan derechos, para compensar.

Esa ignorancia sobre el funcionamiento de una sociedad libre, basada en el respeto a los derechos individuales nos lleva a creer que nada puede funcionar sin el rey que elegimos cada cuatro años.  Eso a pesar que vemos el ejemplo de cómo funciona el abasto de comida en la ciudad, el cual no hay rey ni director que esté dando órdenes de qué sembrar, cuánto sembrar, dónde sembrar y a quién vender.  Es el orden espontáneo del mercado que funciona sin un director general.

Esta laguna cultural, nos lleva a darle más poder a los políticos, que trae como consecuencia menos libertad y la falta de libertad se paga con pobreza.

Cristian Álvarez
Director
Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas, CADEP

Cleptocracia o populismo para el 2018

Luis Pazos

Enrique Ochoa, Presidente del PRI, dijo que al triunfo de su partido lo ayudó el miedo al populismo, y tiene razón. Muchos votantes que vieron en principio a la candidata del PAN como alternativa, según encuestas iniciales de intención de voto, se lo pasaron al PRI, al darse cuenta del avance de la candidata de Morena y lo poco probable del triunfo de la panista, que carecía de suficiente estructura partidista.

En la anterior elección el PAN obtuvo el 11 por ciento de la votación; en la actual alrededor del 12 por ciento. No tiene estructura en el campo, de donde provinieron la mayoría de los votos del PRI. El voto verde, en gran parte comprado con dádivas, fue definitivo en el endeble triunfo del PRI. La mayoría de los votos en las ciudades fueron para Morena, el PAN y el PRD.

No hay explicación lógica, sin un aparato que gastó miles de millones en la compra de votos, para un triunfo del PRI, partido que empeoró la situación de los mexiquenses en los últimos cuatro años. Del 2010 al 2014 el número de pobres aumentó en millón y medio, y el ingreso laboral por persona cayó en 14 por ciento, según datos del CONEVAL.

El Estado de México hasta 2015, según datos de la ASF, es el estado con más irregularidades, 8 mil millones, en el destino de las transferencias de recursos de la federación. Hay más irregularidades que en Veracruz. La violencia y la inseguridad alcanzaron niveles record.

Ese retroceso en el bienestar social en el estado, parecido al de EPN a nivel federal (ver libro EPN: EL RETROCESO), sí le costó votos al PRI. La elección anterior la ganaron con el 65 por ciento de los votos, en la actual con la mitad, pero se adjudican el triunfo, aunque el 66 por ciento de los mexiquenses no hayan votado por el PRI.

Lo que preocupa a los mexicanos que razonan y no venden su voto, es si enfrentaremos en 2018 una disyuntiva parecida a la del Estado de México: cleptocracia del PRI o populismo de Morena. El PAN tiene la palabra para convertirse en una opción diferente y mejor para México, para lo cual debe evitar se profundicen sus divisiones, inherentes a un partido donde hay una elección interna real de candidatos.

Si no logran zanjar diferencias en 2018 tendremos que optar entre cleptocracia y populismo, como en el Estado de México.

Las carreteras

Al manejar en El Salvador inmediatamente te das cuenta que hay mejores carreteras que en Guatemala; tanto en tamaño, calidad de la construcción y señalización. Es importante la comparación con El Salvador porque es un país que tiene problemas de corrupción muy parecidos, un sistema político inestable y al igual que Guatemala grandes carencias de ingresos para sus ciudadanos y por ende para el gobierno.  Y con los mismos lastres ha logrado hacer mejores carreteras, lo que demuestra que tenemos un problema adicional en nuestros procesos de construcción y reparación.

Viajar por Guatemala en automóvil te permite ver el fracaso estrepitoso de los gobiernos.  Las principales carreteras que comunican las ciudades más importantes del país y que nos conectan con los países vecinos, están en muy mal estado o se está destruyendo, y en ambos casos la reacción del gobierno es muy lenta.   La principal inversión en carreteras del gobierno anterior resulto ser un verdadero saqueo, conocido como el caso  Odebrech.  Y este gobierno le ha apostado a que el Ejército Nacional se haga cargo del tema, lo que demuestra que ya no le tienen confianza al Ministerio encargado del tema.

También vemos en las principales rutas entre ciudades internas un tráfico  creciente y cada año nuevos cuellos de botella vehiculares. Lo que demuestra es que el parque vehicular crece más rápido que la inversión en carreteras, lo podemos ver como un claro ejemplo que el gobierno no ha logrado satisfacer las necesidades de los automovilistas.  Si tienes años de viajar por Guatemala te podrás dar cuenta como la ruta que va de Cuilapa a Jutiapa sigue siendo la misma, la que comunica del Rancho a Cobán lo único nuevo que tiene son túmulos.  La movilidad en el país se ha reducido drásticamente, no solo dentro de las ciudades sino en las carreteras  que comunican entre ciudades.

Una actividad que parece muy sencilla, pero el gobierno es y ha sido incapaz de mantener las carreteras señalizadas y con las carrileras pintadas. Hacen túmulos en cualquier parte y no los pintas con colores fosforescentes y menos colocan una señalización adecuada.

Las carreteras secundarias, es decir, que van a cabeceras municipales menos pobladas son otro desastre.  Falta de bacheo, túmulos y mala señalización es la constante.

Para llegar a este punto no solo ha sido culpa del ejecutivo; hemos tenido injerencia del Congreso con  complicidad de constructores y también de las entidades financieras internacionales, es decir, al sistema lo han logrado cooptar; políticos, burócratas nacionales e internacionales y constructores privados.

Las vías de comunicación terrestres son un pilar para el desarrollo económico y social, pues facilitan la movilización de bienes y servicios y el acceso a las comunidades, lo que hace que quienes viven en estas comunidades se integren al sistema social teniendo acceso a los servicios municipales y estatales, que regularmente se concentran en los centros urbanos, también da acceso al intercambio cultural.

El desarrollo de Guatemala demanda más y mejores carreteras, pero el sistema actual es incapaz de hacerlo.   Hay que replantear la ley de compras y contrataciones del Estado, la forma como se hacen los estudios de pre factibilidad, la posibilidad de abrir y facilitar la opción de participar en la  construcción a empresas de Centro América y México, definir las entidades responsables del mantenimiento y construcción así como estandarizar los tipos de carretera, los requisitos mínimos y lo que debe durar una carretera.

No se puede seguir asignando más fondos al Ministerio de Comunicación si no hay una reforma en sus procesos.

Cristian Álvarez
Director
Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas, CADEP

¿De quién es el agua?

Es de conocimiento de todo ser humano que el agua es el líquido esencial para la existencia de la vida en el planeta Tierra y a lo largo del tiempo, esta necesidad ha llevado a todas las personas a crear el tema caótico que el agua se va a acabar, cuando ese paradigma es resultado de la incapacidad de tratarla. Estas conferencias nos sirvieron para traer a la discusión las responsabilidades que implica el agua, no solo el marco legal  que contempla el derecho al uso y gozo de la misma (de Guatemala y El Salvador). Estos espacios perfectos con el fin de discutir ideas, perspectivas entre jóvenes y profesionales expertos para concluir en soluciones basadas en la realidad y cambiar esta misma por convicción.

En el conversatorio surgieron ejemplos, donde pudimos reflexionar como muchos candidatos a ocupar cargos públicos se “comprometen” (haciendo parecer que es un acto voluntario y amor por las personas) a servir este líquido imprescindible para la vida humana a ciertas comunidades por intereses electorales, cuando en realidad no tienen acceso cada uno de las personas, porque no existen responsabilidades y compromisos sobre brindar el servicio con calidad y niveles de salubridad adecuados.

Vivimos bajo el engaño que las tarifas que pagamos es porque el agua se va a acabar y creemos que aparecen “hombres con súper poderes” para brindarla (como que si fuera gratis) e ignoramos la incapacidad de los “hombres con súper poderes” que ocupan los cargos públicos de administrarla, porque es más fácil responsabilizar a otros que tomar propiedad sobre el agua.

La propiedad del agua puede ser estatal, municipal, comunitario o privada. Al concluir las sesiones dejamos pendiente otra pregunta que no está fuera de lo normal: Qué la opción estatal tome propiedad del agua significa ¿acceso, gozo, uso y agua de calidad para todos por cada centavo que se paga?

Colaboración
Diego Alejandro Jiménez Escobar
Presidente Fundación Salvadoreña para la Educación, Investigación Científica y Desarrollo Democrático – FUNDAID

¿Cómo lograr el desarrollo económico en el país?

Subirle el precio a los impuestos no es la solución, a mayor impuestos menor crecimiento.

El sábado 22 de abril de 2017 tuve el honor de asistir a un seminario donde se daban a conocer diferentes puntos sobre economía y política, vinieron diferentes conferencistas y empresarios como el Lic. Cristian Álvarez, Dr. Eduardo Fernández, Dr. Dionicio Gutiérrez, Dr. Hugo Maúl y el Lic. Lester Echeverría, la actividad fue organizada por CADEP (Centro de Análisis de las Decisiones Públicas).

Dónde me llamó muchísimo la atención dicha pregunta: ¿Cómo lograr el desarrollo económico en el país? De la cual me surgieron muchísimas preguntas más  pero esto no se trata  de un cuestionario, pero si de compartir algunas soluciones que escuché en dicho seminario.

Para lograr un desarrollo económico sostenible necesitamos más empleos, ¡No hay Empleos!, se han preguntado ¿Por qué no hay oportunidades de empleo?, la respuesta es simple, no se le da la oportunidad a empresas de venir y empezar a producir aquí, estas empresas son fuentes de trabajo y es de aprovecharlas, pero ¿Por qué las empresas no vienen a instalarse en nuestro país? No vienen a instalarse aquí, porque los impuestos y más para las empresas son elevados, por lo cual podríamos llegar a acuerdos donde beneficiaríamos al país y a los habitantes, otro de los obstáculos que se observa es la energía eléctrica la cual tiene un costo muy alto y esto no es solo para las empresas, también para los habitantes; y lo más importante nuestras carreteras están exageradamente descuidadas. “Guatemala es un país muy rico, solo tenemos que aprender a utilizar esta riqueza”-Cristian Álvarez. Otra solución a la falta de empleo es el EMPRENDIMIENTO a los Guatemaltecos nos falta emprender, innovar, aprender a vender ideas, tenemos tierra la cual es fértil para el cultivo, petróleo, arena, piedrín, etc. Pero no se tiene la maquinaria necesaria para trabajar este tipo de obras y allí es donde entra la innovación.

“El gobierno no es el responsable de dar empleo a todos los guatemaltecos”-Hugo Maúl. Claro que no es responsable, el Gobierno es responsable de brindarnos seguridad, salud y educación gratuita. Pero no son los responsables de brindar empleo, existen personas que tienen el pensamiento: “El gobierno me dará trabajo” esto no es así, no tendría por qué ofrecernos empleo, no se daría a basto con todos los habitantes Guatemaltecos por eso es importante que empecemos a aceptar a empresas que estén interesadas en instalarse en nuestro país y ofrecerles beneficios a cambio de fuentes de empleo u otros beneficios. También considero importante enseñarles a las personas a trabajar, no regalándole todo, las personas suelen acomodarse y esto ha sido causado por la “mala política”, la solución que le dieron a la “pobreza” y la falta de alimentación fue regalando dinero, ¡Qué gran Error!

“La única forma de cambiar el sistema corrupto político que se vive en Guatemala es involucrarse en política y ayudar a que las buenas personas lleguen a ser nuestros gobernantes”-Dr. Dionicio Gutiérrez.

Seminarios como este se necesita que asista la juventud, Escuchar a personas visionarias como ellos nos ayuda a pensar y a buscar más soluciones para las problemáticas del país y a tener una visión más amplia de lo que se quiere crecer como país.

Colaboración
July Sosa

Más impuestos, menos crecimiento

Luis Pazos

Hay varios factores que influyen en el crecimiento económico de un país: seguridad jurídica, paz, facilidad para abrir un negocio, libertad de precios, estabilidad cambiaria, respeto a la propiedad, entre otros. Pero si partimos del supuesto que esos factores permanecen constantes, el factor determinante del crecimiento es la carga fiscal al sector productivo.

La evidencia empírica en las últimas décadas nos enseña que “ceteris paribus”, sin que otras condiciones cambien, impuestos más altos a productores, menor crecimiento económico y a menores impuestos mayor crecimiento económico.

El antecedente inmediato del crecimiento económico es la inversión, que se nutre de las ganancias de las empresas, de donde también se alimentan los impuestos. Si las ganancias brutas de una empresa representan un 20% de sus ingresos y paga de impuestos la mitad, solo podrá utilizar la mitad restante para invertir. Entre más impuestos, menos recursos disponibles para ampliar empresas, crear empleos y modernizar maquinaria.

El factor determinante del éxito económico de Singapur son los bajos impuestos a las empresas, 17%, casi la mitad de las tasas que predominan en Europa. En ese continente el país que más creció en los últimos años es Irlanda. En 2015 alcanzó el mayor crecimiento en el mundo: 7.8%, debido a un impuesto a las empresas del 12.5% (ver historia en la pág. 128 del libro EPN: EL RETROCESO).

El país con mayor crecimiento en América en las últimas cuatro décadas es Chile, con un impuesto del 20% a las empresas, hasta que la presidenta socialista Bachelet subió ese impuesto, y cayó el crecimiento.

En el Reino Unido, el gobierno británico redujo gradualmente los impuestos a las empresas de un 28% en 2010 a un 20% en 2016 y la recaudación fiscal aumentó en casi 30%.

Hay suficientes ejemplos en todo el mundo para demostrar que a menores impuestos, mayor crecimiento económico. Pero es difícil bajar impuestos si el gobierno no está dispuesto a reducir sus gastos para evitar a corto plazo más déficit, deuda pública o inflación, que es un impuesto disfrazado.

 

Política y Economía

Este mes, CADEP fue a Escuintla para exponer la situación del país, ofreciendo soluciones a los problemas que lo aquejan. Los asistentes, además de tener una gran respuesta a los temas que plantearon los expositores, participaron con ánimo en el evento, demostrando su gran interés por ideas frescas y que están a su alcance.

Al inicio, el Licenciado Cristian Álvarez habló sobre la cooperación social y como esta, siendo inherente a todos nosotros, es la mejor manera para vivir en sociedad y manejar las decisiones públicas. Contra todo pronóstico, Cristian no lideró una exposición cualquiera: el público, muy entusiasmado, se levantó a proponer soluciones y a poner ejemplos con base en lo que él había dicho. Su presentación fue en conjunto con los asistentes, demostrando que todos tienen una voz llena de valor y llena de razón.

Luego el Dr. Eduardo Fernández Luiña, hombre de grandes ideas y gran conocimiento, tomó la posta, explicando los límites de la acción política, haciendo un llamado a los asistentes a participar activamente como sociedad civil, dejando claro que los políticos están ahí para servir y para escuchar, no para señalar y mandar. Eduardo recalcó la importancia de comprender con claridad que los políticos no son dioses ni superhéroes, y que, como todos nosotros, tienen límites. Una exposición muy enriquecedora, sin lugar a duda.

Siguiendo con los Licenciados Hugo Maúl y Lester Echeverría, con conferencias relacionadas al crecimiento económico y cómo este puede ser pausado o retrasado por los buscadores de rentas; estos dos temas siendo importantísimos para luchar contra la pobreza y desenmascarar el engaño en el que, lamentablemente, caemos muchas veces cuando votamos.

Eventos como este sirven de mucho para refrescar nuestra perspectiva sobre la política y nuestra vida de todos los días. Hay veces que el trabajo y los estudios nos tienen muy ocupados y no nos detenemos a pensar qué podemos hacer para cambiar el estatus  de nuestro país. Si CADEP sigue creando espacios de diálogo como este, se puede cambiar mucho para bien.

Colaboración
Jorge Emilio Lince
Estudios políticos y Relaciones Internacionales
Universidad Francisco Marroquín

¿Qué se necesita para conseguir un buen trabajo?

¡Vaya pregunta!;  pues el guatemalteco promedio asume que lo que se necesita para conseguir un buen trabajo son características tales como, buenas notas en el colegio o en la universidad, empeño, dedicación, esfuerzo, tenacidad, capacidad, conocimiento de otros idiomas, dominio de la tecnología informática, perseverancia, entre otro sin fin de características personales.  Pero la respuesta es sencilla, lo que se necesita para conseguir un buen trabajo, es que alguien te contrate.  Estas fueron las primeras palabras del licenciado Cristian Alvarez Director del CADEP en su visita a la ciudad de San Marcos el recién pasado uno de abril de dos mil diecisiete.

Es importante analizar que existen muchos mitos respecto a la contratación de personas para laborar en determinadas empresas, pues lo que realmente se necesita para ser contratado es que existan empresarios que estén dispuestos a contratar los servicios de otra persona, que tanto empresarios como colaboradores lleguen a un acuerdo económico y pueda entonces conseguir trabajo la persona que haya ofertado sus cualidades profesionales y que éste haya coincidido con la demanda de los empresarios.

En múltiples ocasiones se asume que si alguien toma una beca, aprende inglés, alemán o francés, viaja por el mundo capacitándose y logrando éxitos académicos entonces seguramente encontrará un “buen trabajo”, lo cual queda desmentido pues el mercado (los empresarios) no contratan por “mérito”, ellos están acostumbrados a contratar por “valor”, es decir, nadie compra lo que no le conviene, nadie paga más de lo que considera “caro”; pues las contrataciones en el mercado laboral no difieren mucho de las compras en el mercado popular que hace el guatemalteco diariamente, en donde el guatemalteco o guatemalteca “REGATEA” precios con el vendedor, hasta lograr el precio que para él es justo o adecuado a su bolsillo.

Cosa similar sucede cuando se contrata a un colaborador, pues la pugna entre demanda y oferta hace que los salarios suban o bajen y esto no depende exactamente de ninguna de las dos partes (empresarios y colaboradores) pues el mercado es “espontáneo” nadie lo dirige, lo único que se hace es “REGATEAR” esos precios para llegar finalmente a un acuerdo de salarios, sueldos, honorarios o estipendios.

La verdad al cien por ciento es que, según las palabras del licenciado Alvarez, existirán mejoras salarios en la medida que hayan más empresarios y muchos de ellos vayan tras los servicios del guatemalteco que debe estar listo, presto y dispuesto a negociar y llegar a un acuerdo económico que beneficie al empresario y al colaborador mismo, quien sin lugar a dudas mejorará también su calidad de vida en la medida que más empresarios estén interesados en su persona.

Colaboración
Alder Godínez

 

Pizza Party “Pluralismo Jurídico”

En los últimos meses hemos presenciado como medios de comunicación, organizaciones ciudadanas, grupos de interés y organismos ajenos al Estado: CICIG se han pronunciado ante la reforma al artículo 203 de la Constitución Política de la República de Guatemala, el cual dicta que “la función jurisdiccional se ejerce con exclusividad absoluta, por la Corte Suprema de Justicia y por los demás tribunales que la ley establezca”, dicha reforma  permitiría la aprobación de la Jurisdicción Indígena, quedando a designio de las autoridades indígenas el modo de juzgar, la pena y el castigo a imponerse ante los diversos delitos que se puedan cometer dentro del territorio.

No obstante, ante el tema se abre un gran debate pues las posturas son diversas y en muchos casos mal informadas. Siendo el factor más influyente el miedo, ya que en general se teme a lo que no se conoce y un cambio representa incertidumbre y por naturaleza se rechaza. Pero no es justo que, a partir de prejuicios y posturas mal infundadas de otros, tomemos parte sin siquiera investigar y darle una oportunidad; al menos de entender primero. Es por esto que la Licenciada. Aguilar nos presenta un análisis de las implicaciones, lo que es y lo que no es el pluralismo indígena, las limitaciones y los alcances del mismo.

El análisis inicia contemplando los motivos por lo que se tiende a temer a la aplicación de la jurisdicción indígena. Primero, se habla de jurisdicción y no de sistema, por lo que en ningún momento se independizará por completo, sino que se le daría la potestad de elegir a sus jueces, las sanciones y los castigos a implementar.  Por lo que, tendría que responder y funcionar en concordancia con las demás leyes y consideraciones que imperan en el país. Desestimando el llamado “linchamiento” pues bajo las prerrogativas que protegen a la persona, no se permitiría bajo ningún caso el uso legal del mismo.

Segundo, al aceptar el Pluralismo indígena se pretende eliminar el factor de <<exclusividad>> de la Corte Suprema de Justicia, para obtener la potestad de sentenciar de acuerdo a los usos y costumbres siempre y cuando no sean contrarios a la ley constitucional. No obstante, este factor puede sumar un punto de debilidad, pues bien; los castigos de vergüenza y exilio de la comunidad pueden tornarse ambiguos. En el primer caso, es difícil especificar lo que conlleva la vergüenza y como aplicar esta pena. En el segundo caso, si la sentencia conlleva exilio y una pensión que debe pagarse por el criminal, se presenta una contradicción; pues garantizar que se page la pensión estando fuera de la comunidad representa un problema.

Finalmente, la principal lección del Pizza-Party: “Pluralismo Jurídico” es la insistencia en conocer, en informarnos, en investigar no conformarnos con lo que nos dicen otros; quienes por interés le asignarán el valor que mejor estimen. Debemos de cultivar nuestro propio interés y ejercer un juicio luego de conocer todos los por menores de la situación. No dejarnos llevar por las opiniones que enaltecen los medios y distintos grupos de interés, investiguemos por nuestra cuenta y consolidemos nuestra propia opinión a partir del análisis de información certera y que ha sido evaluada por expertos. Reitero que acudir a la opinión de expertos también es un ejercicio sano, asesorarnos en ellos hace la tarea más valiosa.

María José Quezada Soler
Estudios Políticos y Relaciones Internacionales
Universidad Francisco Marroquín