El public choice en «La corrupción de un presidente sin tacha»



Jonatán Lemus

Profesor de Política Comparada del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la UFM. Actualmente cursa el doctorado en la UFM.

El escritor español Francisco Pérez de Antón recientemente publicó una nueva obra titulada La corrupción de un presidente sin tacha. La historia trata de un joven arquitecto de apellido Sanabria, quien es electo como presidente de Guatemala, impulsado por una coalición política que, a pesar de prometer una reforma política en el país, aglutina a viejos actores de la política tradicional. El villano de la historia, un personaje llamado Tulio, vicepresidente electo y principal operador del partido, se enfrenta a Sanabria en una pugna de egos personales y de visiones sobre cómo debería ser y funcionar la política. En ese sentido, mientras Tulio representa el pragmatismo de la política sin valores, Sanabria se caracteriza por una fuerte noción del deber ser que, aunque loable, no necesariamente le genera réditos políticos. Desde mi perspectiva, este libro plantea algunos conceptos del public choice. En este espacio, describiré brevemente dos de ellos.

Primero, los personajes de la obra muestran que el fin último del político es maximizar su beneficio personal; este puede incluir bienes materiales concretos como la riqueza, pero también aspectos de tipo psicológico y social como el prestigio y la fama. En ese sentido, Tulio busca aumentar su riqueza a través de negocios públicos, pero también su prestigio como un operador pragmático y efectivo. Por su parte, a Sanabria no le mueve el deseo de aumentar su patrimonio personal, pero sí anhela ser bien visto por la opinión pública. En efecto, en uno de los diálogos entre los personajes, Sanabria muestra su preocupación por la opinión pública cuando dice: “la opinión fue decisiva en las caídas de Serrano y Otto Pérez. Una vez que se pierde, no hay modo de recuperarla” (Pérez de Antón, 2019, p. 26). A esto, Tulio responde “la opinión es como el güisquil, 98 por ciento agua y el resto materias inútiles” (Pérez de Antón, 2019, p. 27).

Segundo, la novela reafirma la noción de la política como intercambio. En los primeros capítulos del libro, el presidente Sanabria se enfrenta a los miembros de su gabinete, quienes desean la aprobación de un megaproyecto, el cual además de representarles ganancias personales, podría aumentar su popularidad ante la opinión y garantizar el apoyo de otros actores políticos. En dicho debate, los actores se plantean la moralidad del proyecto. Mientras Sanabria cuestiona la fuente de los recursos —de origen ilícito—, el resto argumenta que siempre y cuando todos reciban beneficios, no hay ningún tipo de peligro (Pérez de Antón, 2019).

Por su parte, aunque Sanabria se opone al negocio propuesto, al final de la obra también actúa bajo el principio del intercambio. Al conocer de los negocios ilícitos de Tulio, Sanabria lo amenaza con denunciarlo, a menos que Tulio utilice su capacidad política para asegurar el apoyo de la coalición para introducir las reformas políticas demandadas por los guatemaltecos. En ese sentido, aunque Sanabria no recibe un beneficio personal económico, sí aumenta la probabilidad de obtener su gran deseo: ser reconocido por los votantes como un presidente reformista.

La obra de Pérez de Antón genera varias preguntas que son parte del debate intelectual en la perspectiva del public choice. Por ejemplo, si los políticos y burócratas buscan maximizar su beneficio, ¿es posible crear políticas que beneficien a los ciudadanos? ¿Se puede entrar en la política y sobrevivir sin caer en la corrupción? La visión del autor podría mostrarse al final de la obra, donde Sanabria se siente optimista ante la posibilidad de emprender una reforma política en el país, haciendo uso de tácticas políticas sin caer en corrupción. Pero ¿cuál sería la probabilidad de que esto suceda alguna vez en la vida real?

Referencias

  • Pérez de Antón, F. (2019). La corrupción de un presidente sin tacha. México: Grijalbo México.

28 de mayo del 2019

¿Quiénes somos?

El Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas —CADEP— es el núcleo de investigación del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco Marroquín. Fue fundado en el año 2002 con el objetivo de promover la teoría de la elección pública —en inglés, public choice—, una herramienta de análisis que utiliza la economía para estudiar la política.

AVISO IMPORTANTE: El análisis contenido en este artículo es obra exclusiva de su autor, las aseveraciones realizadas no son necesariamente compartidas ni son la postura oficial de la Universidad Francisco Marroquín.


Otros artículos que te pueden interesar


La explicación económica del antisemitismo

A mediados del siglo XII, Maimónides, uno de los filósofos más relevantes de la Edad Media, se escandalizaba al leer que un rabino aconsejaba a...

El escándalo de corrupción de la FIFA y la teoría de la captura

El 30 de abril de este año, las autoridades suizas anunciaron que retirarían algunos cargos de la investigación por corrupción contra el expresidente de la...

El fútbol, más que un juego de aficionados

En las últimas semanas, como consecuencia de la crisis del COVID-19, Netflix ha estrenado un sinfín de nuevo contenido. Entre las opciones destaca la serie...