Tres legados de la primera vuelta



Jonatán Lemus

Profesor de Política Comparada del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la UFM. Actualmente cursa el doctorado en la UFM.

Hay mucho por analizar de los resultados de la primera vuelta de las elecciones 2019. En lo personal, me llaman la atención tres hechos que, desde mi perspectiva, podrían ser considerados los legados de esta primera ronda.

1.El retorno de la UNE. Luego de haber perdido la segunda vuelta del 2015 en todos los departamentos excepto Alta Verapaz, Sandra Torres obtiene una revancha importante. En esta ocasión, se proyecta como la ganadora en 17 de 22 departamentos. Además, Torres alcanzó un 5% más de lo que proyectó la última encuesta de ProDatos publicada por Prensa Libre (Redacción Prensa Libre, 2019). La UNE también llegará a controlar un tercio del Congreso.

La clave de esta victoria se encuentra en varias variables. En primer lugar, la salida de la contienda de fuertes competidoras como Thelma Aldana y Zury Ríos. En segundo lugar, las modificaciones de la Ley Electoral que beneficiaron a los candidatos más conocidos. Sin embargo, no todo es felicidad en la UNE. Según las proyecciones, Sandra Torres perdería la segunda vuelta ante el candidato Giammattei.

2.La importancia de la organización de tierra y la franquicia partidaria. En abril de este año se publicó un análisis sobre las estrategias de los candidatos en las elecciones. En dicho documento se argumentó que aquellos candidatos con una visión tradicional de la política tendrían un mejor desempeño electoral. Este análisis se vio confirmado en los resultados electorales. En efecto, tanto Sandra Torres como Alejandro Giammattei se beneficiaron de contar con bases en los municipios. Estos superaron a otros candidatos como Mulet y Arzú, quienes a pesar de ser mediáticos en la Ciudad de Guatemala, no contaron con estructura partidaria en otras zonas del país.

3.La sorpresa de Thelma Cabrera. El resultado de la candidata del Movimiento de Liberación de los Pueblos fue una sorpresa. Cabrera alcanzó tres puntos más de lo proyectado por la última encuesta y alcanzó el cuarto lugar, por encima de Roberto Arzú. El debate está abierto. ¿Es este resultado un reflejo del crecimiento del etnopopulismo o es un simple voto circunstancial de rechazo al sistema?

Probablemente hay muchas variables para explicar este resultado. Primero, el apoyo de Thelma Aldana a la candidatura de Cabrera pudo movilizar a algunos votantes urbanos a favor de esta. Segundo, la organización del MLP como expresión política del Comité de Desarrollo Campesino, CODECA, le otorgó un fuerte apoyo en varios departamentos. El análisis se complica al observar que, en el Legislativo, el MLP solamente alcanzó un diputado. En conclusión, muy probablemente, Cabrera se vio beneficiada por la salida de Thelma Aldana, pero su “éxito” electoral podría empoderar un movimiento etnopopulista.

¿Cómo se observa la segunda vuelta? Uno de los grandes retos será identificar sobre qué tema girará el debate entre Torres y Giammattei. Por un lado, existe la tradicional diferenciación entre derecha e izquierda; Torres podría adoptar una postura más radical para aglutinar los votos de Cabrera. Sin embargo, eso podría aumentar el efecto del antivoto. Por otro lado, el debate se podría pensar en términos de sistema versus antisistema. Sin embargo, en este caso, Giammattei no necesariamente es visto como un outsider. Por tal razón, puede que presenciemos una segunda vuelta en la que las consideraciones ideológicas sean más importantes. En ese caso, las herramientas analíticas como el teorema del votante medio podrían ayudar a proyectar cómo sería el resultado de esa segunda votación.

Referencias

  • Redacción Prensa Libre. (12 de junio de 2019). Segunda Encuesta Libre 2019. Prensa Libre.  Recuperado de https://bit.ly/2FkqGa6

18 de junio del 2019

¿Quiénes somos?

El Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas —CADEP— es el núcleo de investigación del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco Marroquín. Fue fundado en el año 2002 con el objetivo de promover la teoría de la elección pública —en inglés, public choice—, una herramienta de análisis que utiliza la economía para estudiar la política.

AVISO IMPORTANTE: El análisis contenido en este artículo es obra exclusiva de su autor, las aseveraciones realizadas no son necesariamente compartidas ni son la postura oficial de la Universidad Francisco Marroquín.


Otros artículos que te pueden interesar


Unas elecciones extrañas. ¿Es la baja participación el problema?

Las últimas elecciones que han tenido lugar en Guatemala han  dejado un mal sabor de boca. El proceso electoral ha estado marcado por varios eventos...

¿Cómo quedó el Congreso?

Alrededor de un mes después de las elecciones generales, el Tribunal Supremo Electoral —TSE— oficializó los resultados. La atención se centra en una segunda vuelta...

Ahora, hablemos del financiamiento electoral

Luego de la primera vuelta de las elecciones, se han publicado algunos artículos interesantes planteando varias ideas para la discusión académica. Por ejemplo, un artículo...